Los Xinacates de San Nicolás de los Ranchos, Puebla

Compartir

En las proximidades del Volcán Popocatépetl, se realiza una festividad donde se fusionó lo prehispánico con lo católico, un sincretismo que evoluciona con el paso del tiempo y tiene como personaje a los Xinacates.

Foto: Fernando Camacho/Cámara Oscura

Los Xinacates es esa fusión que convive con los Huehues en San Nicolás de los Ranchos, un municipio poblano ubicado a las faldas del Volcán Popocatépetl, que dos semanas antes de semana Santa, salen a las calles para pedir por una buena cosecha y por la protección de Don Gregorio, mejor conocido como el Volcán Popocatépetl.

Estos personajes que representan el mal en contra del bien, pintan sus cuerpos realizando una mezcla entre aceite comestible y un tipo de tinte industrial en polvo (denominado «congo»), que es ocupado darle color al cemento.

Este 2 de abril se realizó el último día del Carnaval en San Nicolás de los Ranchos, donde algunos de sus habitantes, salen a las calles a bailar y pedir cooperación, con el cuerpo pintado ya sea de negro, plata, oro, rojo o el color que ellos eligieron. Tapados solamente de la cintura hacia las rodilla, estos Xinacates bailan al ritmo de tambora, banda o cualquier música que le permita disfrutar del último día del carnaval.

Compartir