Arrancan colecta nacional de Cruz Roja 2024 en Yauhquemehcan

“La Cruz Roja Mexicana tiene ciento catorce años de trayectoria siempre apegado a la legalidad y que forma parte del movimiento internacional Cruz Roja y Media Luna Roja”: Miguel García Méndez Salazar.

Señalaron el compromiso de la alcaldesa municipal por sumarse al trabajo de ayuda humanitaria; “Hoy más que nunca reforzamos nuestras alianzas, el trabajo unido y desinteresado es la mejor forma de ser empático con nuestra sociedad”.

E. Guzmán / 12-04-2024

Teniendo como sede el parque central de la cabecera municipal de San Dionisio Yauhquemehcan, la Cruz Roja Mexicana delegación Tlaxcala, celebró el inicio de la colecta anual 2024 en el municipio primeramente mencionado.

A este respecto el delegado de Cruz Roja Mexicana delegación Tlaxcala, Miguel García Méndez Salazar, sostuvo la colecta denominada “Todos somos héroes” tiene como finalidad, obtener recursos para solventar la gama de servicios que ofrecen, brindando atención prioritaria a la población de las comunidades más vulnerables, pero también de todos aquellos que necesiten de la prestación de los servicios.

Resaltó la preservación de la vida y alivio del sufrimiento, durante los más de ciento catorce años, han representado también un apego a la normatividad internacional; “Es un privilegio de dar fe que, juntos podamos seguir ayudando a más personas”.

“Podemos marcar una diferencia al sumarnos a causas humanitarias de la Cruz Roja, que como es de conocimiento esta para servir a las y los tlaxcaltecas, hoy más que nunca reforzamos nuestras alianzas, ya que el trabajo unido y desinteresado es la mejor forma de ser empático con nuestra sociedad”.

Por su parte la alcaldesa municipal resaltó su compromiso con la institución para “hacer una diferencia” sin embargo, también reconoció se está en deuda con la misma, al hacer uso de los servicios que ofrece, mismos que pueden marcar una diferencia entre la vida y la muerte de las personas.

>>>  Aplicarán en Amaxac tercera dosis a personas de 30 a 49 años de edad, rezagados y embarazadas

“Cuando nos ponen enfrente el botecito, hacemos que no vemos, volteamos para otro lado, no participamos, porque somos los primeros que, obviamos la colecta, pero no podemos negar que, en algún momento vamos a necesitar o un familiar necesitará de los servicios, de una ambulancia, de los paramédicos que hacen una diferencia entre la vida y la muerte”.