Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury ¿vale la pena ir a verla?

Si no tienes nada que hacer este fin de semana puedes acudir al cine que más te plazca e inundarte con un poco de Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody.

Tlaxcala, Tlax. 9 de noviembre, 2018.- La película no es una obra maestra, no será la próxima película dentro de las 100 mejores de todo el mundo,  tiene sus fallas. Al principio ya te muestran a Freddie Mercury como el genio loco homosexual que era, va muy acelerada en algunos aspectos y se nota que fue diseñada para complacer al espectador conocedor de ésta icónica  banda, el #FanService,  pues no muestra a Freddy desde sus inicios como el hijo de una familia zoroastrista, sino que ya te muestran al joven Freddie (Farrokh) Bulsara viviendo en Inglaterra.

Perdón por el #Spoiler… pero… éste #Spoiler tiene un propósito, pues… ver la vida completa de Freddie desde sus inicios, como si fuera una biografía trágica cuasi teatral, le quitaría el encanto; ese encanto que forma parte del carácter enérgico de Mercury, mismo que forma parte del lenguaje de la película para que el espectador pueda sentirse parte de él.

Dentro del desarrollo de la película se encuentra lo que todo curioso fanático del chisme quiere ver, la homosexualidad de Freddie, punto clave que muestra la vida de aquella reina que poco a poco fue conquistando corazones, cuerpos; que se colmó de drogas, alcohol, sexo y Rock & Roll, pero… como ya dije anteriormente, no es una película biográfica, sería muy difícil, incluso para cualquier fan -incluyéndome- ver a nuestro ídolo caer por una enfermedad.

>>>  Vinculan a proceso a dos hombres por el delito de homicidio calificado: PGJE

Quiero dejar en claro que la película no censura la homosexualidad, ni una enfermedad como como lo es el SIDA. Sí se muestra como era Freddie Mercury realmente, aunque se plantea de una manera romántica, que a la vez funciona muy bien.

El espectador no experimenta ningún sentimiento de incomodidad – no importa si eres hetero – en ningún momento, aunque siento que ahondar más en detalle, de la manera tan sensual y poética como lo era Freddie, le hubiera dado un toque más realista y más artístico, pero hay que ser sinceros, el cine de arte casi no vende.

Al final, de una manera sutil pero, directa la película da a entender por qué es así, por qué no muestra la tragedia griega como seguramente fue la vida de Freddie, sino que muestra a una persona que fue capaz de sobresalir como un ser humano extraordinario, que sobrepasó obstáculos y que hasta el último día de su vida fue un gran artista con un carisma excepcional.

Ya he recalcado que la película no es perfecta, tiene algunas fallas y, como toda buena película hollywoodense, está llena de clichés como: el villano, el protagonista que aprende su lección en la vida, la importancia de la familia, que era la banda Queen; además el romanticismo maquilla superficialmente a la alocada vida de Freddie, sus múltiples parejas, sus fiestas alocadas, su consumo de drogas y su enfermedad.

-No dudo que Disney, que a su vez compró a la compañía Fox, que a su vez es la productora de ésta cinta, haya tenido que ver en el maquillaje de esta película porque… obvio, es Disney, todo tiene que verse bonito-.

>>>  Participa Ayuntamiento de Tlaxcala en la salvaguarda, protección y conservación del Conjunto Conventual declarado patrimonio mundial

Lo importante de ésta película es… Freddie, y habrá mucho de él. Lo que está plenamente garantizado es que habrá mucha música, cada escena es contada con una canción de la inadaptada “Reina”, que encaja perfectamente en cada toma y en cada ángulo. Si eres un chavorruco o un Millenial que fue influenciado por las generaciones predecesoras, seguramente no te vas a aguantar las ganas de corear cada canción, porque seguramente te las sabes.

Si eres de la generación que creció con música de las 80’s, seguramente te vas a arrepentir de no haber ido al concierto que Queen ofreció en -aunque suene difícil de creerlo-, Puebla…  

Aquí quiero añadir que cuenta una anécdota en la que la banda Queen ofreció un concierto en México, en las ciudades de Monterrey y Puebla, pero que la gente no supo apreciar su música, en Monterrey fueron atendidos con comida en mal estado y en Puebla fueron abucheados, lo que ocasionó la cancelación de dos presentaciones más en Guadalajara y la Ciudad de México.

Retomando lo anterior, si eres un Millenial de los más recientes, como del 2000 para acá, o un Centenial, te vas a sorprender por la música de ésta genial banda, que te hará correr a googlear sobre la vida de Freddie Mercury – a fondo -, y te hará buscar en YouTube o Spotify algunas de sus canciones o sus álbumes y, créeme, te hará bien escuchar música de verdad.

Cabe añadir que Rami Malek, quien interpreta a Freddy Mercury, hace un trabajo increíble; se nota que hizo un gran estudio del personaje, pues cada movimiento de su boca, cada músculo que sobresale del cuello de Mercury al cantar con esa voz tan potente, cada vibra enérgica, le sale con naturalidad- y digo le sale, porque obviamente él no canta, se nota el uso del playback en algunas escenas, pero es entendible porque nadie igualaría al genial Fred. Al final, parece que vez al mismo Freddy Mercury reencarnado.

>>>  Cultural, emotivo y sororo, así fue el cierre de campaña de Eréndira Jiménez

#Spoiler: Como dije antes, en esta película tiene música en abundancia y al final, hay un concierto y créeme cuando te digo que ésta cinta cumple muy bien su papel al retratar un concierto de QUEEN, repleto de miles y miles de personas, en el que, pesar del notorio uso del CGI, al escuchar la música de Queen y la imponente voz de Mercury, te hará sentir estar el escenario presenciando la música y te aseguro, que solamente por eso, vale la pena ir a verla.

Esta película es sobre Freddie y él nos demuestra que no se necesitar hacer música pegadiza, pero pasajera, para ser un gran artista, pues el carisma de Mercury, así como su talento combinado con todos los que integraron la banda Queen, son aún un ejemplo de que la música unifica a las masas en un sólo coro, más si es por una buena causa.

Mel Atl