Estudio indica que el proceso electoral del 2018 ha sido el más violento en la historia

Desde septiembre del año pasado hasta la fecha, cuando se dio inicio al proceso electoral, se han registrado 203 agresiones a políticos, 173 fueron ataques perpetrados por el crimen organizado, 30 fueron contra los familiares de gobernantes de los cuales ha habido 78 asesinatos.

La firma Etellekt consultores presentó un informe donde en el último mes tan sólo han ocurrido 60 agresiones que han ocurrido a presidentes municipales o a precandidatos a algún cargo público con la finalidad de obligarlos a renunciar a sus aspiraciones a cambio de no atentar contra su vida o de sus familiares.

La Universidad de las Américas de la Ciudad de México, en el marco de “Los Retos y Amenazas a la Seguridad durante las Elecciones 2018”, se resaltó que dichas agresiones ocurren en 29 entidades del país, principalmente en los estados de Puebla, Guerrero, Veracruz, Hidalgo y Estado de México, además de 160 municipios.

En  comparación con las demás cifras históricas, “probablemente se llegue a la conclusión de que éste es el periodo electoral más violento en los últimos años” dijo a Rubén Salazar Vázquez, director de Etellekt.

Las amenazas incluyen intimidaciones, agresiones con armas, secuestros y asaltos, entre otros. Para México, el Instituto Nacional Electoral (INE) establece que sólo se les brindará seguridad a candidatos registrados, pero no a los precandidatos.

Para los candidatos presidenciales, la seguridad está a cargo del Estado Mayor Presidencial, mientras que la Policía Federal da apoyo los candidatos a Diputados federales y Senadores.

En el caso de los candidatos a gobernadores, diputados locales y alcaldes, la seguridad corre a cargo de las policías estatales.

Se ha pedido al Estado reforzar la seguridad para los contendientes, puesto que en el periodo de intercampañas y precampañas el 66 por ciento de los asesinatos ha sido registrado durante este periodo.

>>>  Inaugura CEPC la semana de prevención y salud

Se destacó que “se trata de la elección más grande en la historia del país”, debido a que en comparación con la elección federal del 2012, al menos mil cargos adicionales a presidencias municipales estarán en juego, sin considerar candidaturas a regidurías, sindicaturas y cargos concejales.

Esto quiere decir que más de 3 mil 400 puestos están en juego, por lo que se ha presentado como un desafío para el Estado para asegurar la seguridad de los aspirantes y actores políticos involucrados.

Jorge Lumbreras, coordinador de Asesores de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), ratificó para los próximos dos meses se implementarán 17 despliegues ministeriales en todo el país.

Para concluir, se hizo énfasis en que el crimen organizado ha atacado de manera particular a los precandidatos, pues han ocurrido 20 asesinatos contra aspirantes o precandidatos, lo que los representa como el sector más afectado con mayor número de atentados.

Esto quiere decir que es el sector más vulnerable en todo el país. Así mismo, los partidos que más han sido afectados son el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 29 militantes muertos, seguido por el partido Revolución Democrática (PRD).

(Vía: La Jornada en Línea)