La Rotonda de las Personas Ilustres de Tlaxcala

imagen: Rotonda de las personas ilustres. Diciembre 2020.

Armando DIAZ DE LA MORA

Sin duda, es una necesidad de cualquier época preservar el orgullo de la identidad como sociedad al tener un espacio, claramente identificado y apropiado, para identificar a las mujeres y los hombres ilustres, que con sus acciones cotidianas dieron forma a esa sociedad.

¿Una Rotonda?

Como entenderla y cómo saber si cumple con el objetivo básico de ser un medio de diálogo entre la sociedad y su historia.

Un primer abordaje es entender el objetivo de este conjunto; así, nos situamos en un espacio donde se van a colocar los restos mortales o, cuando menos, una placa, de mujeres y hombres que a lo largo de los tramos espacio-temporales de la historia de Tlaxcala, con su quehacer cotidiano contribuyeron a modificar o influenciar el desarrollo de nuestra sociedad, sirviendo de punto de encuentro para que los integrantes de ese grupo social acudan, no solamente en los aniversarios de estos personajes sino cualquier día, es decir, la sociedad debe apropiarse de esa Rotonda identificándola como un símbolo de su orgullo y sentido de pertenencia.

En este sentido, la decisión administrativa de colocarla en un sitio alejado de los lugares y calles más transitadas y, además, sin una ruta de transporte, sin señalamientos viales, impide a la sociedad en su conjunto acudir a esta Rotonda e identificarse con ella. Hay que recordar que se encuentra – ABANDONADA – en el Panteón Regional de Tizatlán.

Antes de darle mantenimiento a este sitio, es importante y fundamental reflexionar sobre la accesibilidad que sea posible para la gente de manera diaria. Podríamos pensar en espacios dentro de la ciudad capital, por ejemplo, Plaza Juárez, tal vez la explanada de la Plaza Bicentenario en nichos, se ha insistido en la desaparecida Rotonda de la Bandera Mexicana, agregaría el parque junto a Casa de Artesanías. Es decir, posibilidades existen para acercar un sitio de estas características a la propia sociedad.

>>>  Inauguran exposición “A 500 años de la conquista tlaxcalteca” en el Museo INAH Tlaxcala

El otro abordaje tiene que ver con la ausencia de grandes personajes de Tlaxcala en la Rotonda: Mariano Sánchez, Guridi y Alcocer, Antonio Carvajal, (los tres desconocemos el destino de sus restos: de don Mariano, pavimentaron el panteón de San Antonio; de don José Miguel simplemente no hay registros en la Catedral de México; de don Antonio tampoco hay registros en el panteón. Felipe de Santiago que sus restos fueron solicitados en 1853 y que a la fecha se ignora dónde quedaron; señalo primero a estos cuatro porque evidentemente solo serían sus placas.

Pero hay otros grandes personajes: Estanislao Mejía, Esteban Minor, Felipe Villegas, Domingo Arenas, Doroteo León, Manuel Sánchez Ascorra, Paulina Maraver, María de la Luz Aranda, Guadalupe Moreno, María Antonia Bretón y, en fin, la lista es muy larga, afortunadamente para nosotros.

La lista es muy larga, si agregamos no solo militares y políticos sino también a los artistas y escritores, por ejemplo, Sebastián Candia, Elvira Reyes, Pascual Méndez, Chon Pérez, Juventino Sánchez de la Vega, Graciela Orozco, Martha Chumacero, aquí me quedo porque necesito el espacio solo para nombrar a los que tienen suficientes méritos.

Por supuesto, reitero, con criterios muy definidos que muestren su aportación a influir en su circunstancia histórica en el Estado de Tlaxcala. Una muy difícil tarea para las autoridades y la posible comisión de expertos.

Regresando al asunto. Me refiero lo de estos grandes personajes porque además los tenemos ausentes del imaginario colectivo, no hay conmemoraciones en la mayoría de los casos, no estaban dentro de las efemérides de los lunes en la Plaza de la Constitución (solo algunos casos muy aislados), no están en las efemérides de las instituciones educativas, no están en la memoria de las presidencias municipales para que dediquen actos a su memoria. Esto es básico para comenzar a sembrar en los niños y en los jóvenes el orgullo de ser tlaxcaltecas.

>>>  En 2022, Icatlax implementará nuevos proyectos en beneficio de los tlaxcaltecas

Es decir, debemos comenzar a recuperar la imagen de estos personajes a través de diversas actividades, dentro de un programa permanente, amplio, coherente y consistente.

Un acercamiento fundamental es que los cronistas municipales presenten sus propuestas fundamentando los motivos, que además sería un excelente inicio para recuperar la memoria de nuestros personajes, hasta para una publicación, después una valoración con criterios definidos para su inclusión y un lugar adecuado para su acercamiento a la sociedad.

Habrá los que puedan –con la autorización de sus descendientes- ser colocados en esta Rotonda, habrá los que solo serán placas, pero finalmente, se pondrá a disposición de la sociedad a estas personas que son motivo de orgullo y nos dan sentido de pertenencia a los tlaxcaltecas, porque además de la placa deberá colocarse una breve biografía y, aquí si soy claro:

No las que aparecen en internet en las páginas oficiales de los ayuntamientos o el gobierno estatal, -con información inventada o con mucho relleno por falta de información-, sino un texto fundamentado que permita conocer a la persona.

Si, es urgente recuperar la memoria colectiva de las mujeres y hombre que con su quehacer cotidiano aportaron su conocimiento y su talento para Tlaxcala.

[email protected]