Temporada de flores de calabaza

Compartir

Durante los meses de agosto y setiembre, cuando las lluvias son más amenas, los sembradíos se llenan de flores de calabaza, las cuales son producto del aprovechamiento del campo durante la siembra de semillas y granos comerciales como el maíz por parte de los productores locales.

Estas flores son aprovechadas y llevadas a los diferentes mercados regionales para su venta y distribución, las cuales son aprovechadas principalmente en el ámbito culinario debido a que muchos platillos típicos tienen como ingrediente especial a las flores de calabaza.

Dichas flores, conocidas por su nombre científico como Curcubita pepo, Curcubita ficifolia y Curcubita argyrosperma (chilacayote, calabacita y calabaza), son manjares atemporales, pues por su adaptabilidad en el cultivo pueden cosecharse en cualquier época del año.

Las flores de calabaza son conocidas por su color amarillento o anaranjado (o a veces de ambos colores); además el tallo tiene la particularidad de producir flores macho y hembra, esto quiere decir que en lugar de reproducirse de manera asexual, la flor hembra tiene que ser politizada por la flor macho.

Flor de calabaza macho

Ambas flores se distinguen debido a que las hembras poseen estigma y bajo la copa de los pétalos se encuentra óvulos dentro de un ovario ovoide que se convierte en fruto (calabaza) después de ser polinizada. En cambio, las flores machos poseen anteras en forma de pistilo que contienen el polen que poliniza a las hembras.

Es así como los campesinos y productores cortan las flores macho para su venta, pues son las hembras las que producirán los frutos que posteriormente serán aprovechados; cuanta más flores hembra tenga polinizado el tallo, más calabacitas producirá.

>>>  Tlaxcala estará representada en certamen "Mexicana Universal" por Jessica Juárez

En este sentido, doña Francisca Sánchez Cuatepotzo de 71 años de edad, originaria de Tepeyanco, posee un pequeño invernadero que le permite tener flores de calabaza hasta cuatro veces al año, durante los meses de agosto y septiembre, de mayo a junio, en diciembre y de enero a marzo.

A dichas flores las llega a comerciar en el mercado de La Loma Xicohténcatl, o suele caminar por las calles del centro de Tlaxcala capital, donde ofrece su colorido producto en un ramo generoso a un módico precio.

Texto y fotos: Melisa Ortega

Compartir