El cachorro de león blanco, una pequeña esperanza para su especie

Los leones son una de las especies más fascinantes, su imagen ha sido utilizada como un icono de sabiduría y realeza a través de los tiempos, pero, en los últimos años su población se ha visto amenazada, y una subespecie de estos felinos se encuentra en peligro de extinción.

Después de varios intentos para que una pareja de leones blancos se pudiera aparear exitosamente, finalmente el 28 de octubre del año 2017 se dio el milagro, un pequeño león blanco había nacido, una pequeña esperanza de vida para su especie.

Los médicos veterinarios del Zoológico del Altiplano de Tlaxcala se vieron involucrados  en el cuidado, preparto y posparto, así como al cuidado posterior a su nacimiento, pues la madre del pequeño cachorro lo rechazó

Efraín Flores Hernández, Coordinador General de Ecología del Estado, indicó que es un fenómeno instintivo en que el estrés por permanecer en cautiverio afecta el comportamiento de estos animales, por ello se cree que debido al estrés  del cautiverio Metztli, la leona blanca, decidió abandonar al cachorro.

Los leones llegan a tener de 4 a 5 crías en estado salvaje, mientras que en cautiverio es más difícil que nazcan las crías. Si la madre no hubiese rechazado a la cría,  habrían  ocurrido dos cosas.

El cachorro probablemente estaría fuera del alcance de los encargados del zoológico y los médicos no tendrían acceso a él debido al resguardo celoso de su madre, prácticamente no se le podrían acercar.

O, si la madre hubiese conservado a su cachorro, lo más probable habría sido que el padre, Tonatiuh, se lo hubiera devorado, pues al no tener crías las hembras se ponen más fácilmente en celo.

Cachorro de león blanco jugando con el lente de la cámara
Cachorro de león blanco jugando con el lente de la cámara

El cachorro tuvo que ser cuidado las 24 horas del día, durmió incluso dentro de la clínica, pero al final del esfuerzo en conjunto de los cuidadores y médicos, el cachorro ahora se encuentra saludable y es muy juguetón.

>>>  Entrega CBA accesos para la clave de registro único de animales de compañía

Actualmente pesa once kilogramos, el pequeño consume tres tomas de leche y medio kilo de carne de pollo finamente picada para fortalecer sus dientes y que se desarrolle su sistema inmunológico, este cachorro aumenta su peso casi 500 gramos al día.

El cuidado del pequeño león cuesta alrededor de mil 500 pesos diarios, entre comida, atención médica, vacunas, vitaminas, espacio y tiempo. 

Los leones blancos no son albinos o que carecen de melanina, que es un pigmento natural que sirve para proteger al cuerpo de los rayos ultravioleta, sino que la rareza de su pelaje se debe a un gen recesivo que determina el color del pelaje denominado “leucismo”.

Esta condición genética de la especie se originó en Timbavati, del Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, de allí su nombre científico, Panthera leo Krugeri. Su gen distintivo que los diferencia del albinismo es que sus ojos tienen la coloración natural y no son sensibles a la luz, además de que su pelaje no carece totalmente de pigmento sino que más bien sólo contiene una péqueña porción de él.

Cachorro de león blanco
Cachorro de león blanco

Según el Consorcio Nacional de Recursos de Información Científica y Tecnológica (Conricyt), al menos siete especies de animales que habían desaparecido de su hábitat o que perdieron a tantos individuos que estuvieron al borde de la extinción, han sido reproducidos en cautiverio y han sido liberadas en zonas protegidas del país en los últimos 10 años.

Debido a que muchas especies en peligro parecen tener mejores oportunidades de sobrevivir estando en cautiverio, algunos zoológicos optan por hacer todo lo posible para que los animales se reproduzcan en esos mismos sitios.

Gracias al programa permanente de conservación de las especies en reproducción animal, en el año 2017 se logró el nacimiento de 54 crías de diferentes especies de animales que se encuentran en el Zoológico del Altiplano.

>>>  Verificó gobernadora mejoras en el anexo femenil del Cereso de Apizaco

Se ha considerando traer más especies, el año pasado trajeron unos lobos canadienses, una pareja de antílopes y una pareja de oryx, así como se realizó la rehabilitación del aviario. Pero el traer especies del tamaño de los pumas (especie también amenazada) o elefantes, es algo complicado por su manejo y por la atención que requieren

Flores Hernández mencionó que se debe tomar en cuenta el estudio, las capacidades técnicas, humanas y médicas  para su mantenimiento, así como los espacios que tengan un parecido lo más cercano posible con su hábitat natural.

El pequeño león disfrutando de la atención
El pequeño león disfrutando de la atención

También destacó que para poder obtener a los animales se pueden hacer un intercambio entre zoológicos, buscar donaciones, o por los animales decomisados de la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente), que puede notificar de los animales que necesitan resguardo y que finalmente se quedan allí.

Cabe mencionar que hay muy pocos lugares en la república en donde se han reproducido estos leones, la mayoría de ellos son zoológicos particulares y privados, este es el primer zoológico público que ha tenido un nacimiento de león blanco en todo el país.

Los leones son una especie, que si bien aun no se encuentra amenazada, su población se ha reducido drásticamente debido a la destrucción de su hábitat en el sur del continente africano.

Basados en las estadísticas de la National Geographic, se cree que hay un 67 por ciento de probabilidades de que en los próximos 20 años, la población de estos felinos se reduzca a la mitad. Su hábitat se redujo tanto que sólo se encuentran al sureste de Sudáfrica en reservas valladas y vigiladas.

Los leones blancos tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir en estado salvaje, les es muy difícil cazar debido a que su pelaje blanco, a diferencia de los leones normales, no les permite camuflarse como lo hace el pigmento del león común, actualmente existen cerca de 300 ejemplares en todo el mundo.

>>>  Entregan paquetes de especies menores en Ixtacuixtla

Para los nativos africanos el león blanco es un ser divino que da buena fortuna si se topa con uno, pero existe una industria que se dedica a la cría de estos animales, los alimentan y cuando alcanzan la mayoría de edad son vendidos de manera ilegal a cazadores que los usan como trofeos.

Tanto los leones blancos como los normales son llevados fuera de la granjas ilegales donde son criados y son trasladados a zonas lejanas y desprotegidas, donde estos magníficos animales prueban un poco de libertad al mismo tiempo que encuentran la muerte.

El próximo 4 de febrero autoridades estatales presentarán al público y darán a conocer el nombre que llevará el pequeño león, así como al ganador de la convocatoria que le dio el nombre. De acuerdo con el coordinador, llegaron aproximadamente 300 propuestas.

Cachorro de león blanco, el primer nacimiento en cautiverio en México
Cachorro de león blanco, el primer nacimiento en cautiverio en México

En cuanto a la preservación de las especies, Flores Hernández indicó que debe ser un trabajo en conjunto, desde la gente que visita el zoológico, procurar que los visitantes  no les den de comer, no tiren basura y no estresen a estos animales, porque se estresan muy fácilmente y así como respetar los lineamientos.

Se debe generar conciencia respecto al cuidado de estos magníficos seres, no son juguetes ni son una atracción turística; los leones son criaturas fascinantes de naturaleza salvaje que corren un gran peligro.

Los leones, así como muchos otros animales, son asechados por otro mamífero que no posee ni garras ni colmillos, pero que su capacidad para destruir ecosistemas para luego construir su hábitat, ha ocasionado la extinción de muchos animales así como el deterioro del medio ambiente.

Fotos y texto: Melisa Ortega