El talachero que arroja sus llantas al tren

Compartir

Talachero aprovecha el transito del tren por Chiautempan para deshacerse de los neumáticos que ya no le sirven, aventándolos al interior de los vagones abiertos que trasportan diferentes materiales que provienen de empresas privadas.

En México alrededor del 15 por ciento de los neumáticos que se desechan son aprovechados de nuevo. (Vía: La Voz de la Frontera)

Los neumáticos son elaborados con materiales como el petróleo, caucho, óxido de zinc y azufre, además en su producción se utilizan metales pesados altamente cancerígenos para las personas como lo son el cadmio y el plomo.

Se considera que una llanta tarda hasta 500 años en degradarse y que durante este proceso pueden liberar gases muy peligrosos.

Algunos optan por quemarlas pero esto produce que liberen dióxido de carbono y oxido de nitrógeno, que contribuye a la perforación de la capa de ozono.

Por ello en Tlaxcala se llevan a cabo diferentes programas cuya finalidad es recaudar llantas para que reciban tratamiento especial y posterior reciclaje.  

Tan sólo el año pasado los municipios de San Pablo del Monte, Chiautempan y Xicohtzinco, entregaron al ayuntamiento de Tlaxcala alrededor de 900 llantas. (Vía: El Sol de Tlaxcala)

Quizá las empresas que esperan recibir sus materiales, que son transportados a través de la bestia, no se imaginan que  entre sus productos haya desechos de personas que no son capaces de acudir a los centros de reciclaje.

Compartir