En Apizaco, cada vez más morras feministas pero también más agresión machista

Compartir

Esta tarde, feministas de Apizaco denunciaron que, durante una marcha efectuada por un grupo de jóvenes -la mayoría menor de edad-, policías arremetieron contra ellas y se llevaron detenidas a dos participantes.

En contexto, la marcha que se efectuó pasadas las tres de la tarde en el centro de Apizaco, que se conformó de un recorrido de ida y vuelta por la Avenida Cuauhtémoc y que culminó con pintas sobre la presidencia municipal, terminó en palabras ofensivas y amenazas efectuadas hacia las jóvenes por elementos policiacos quienes se llevaron detenida a dos menores de edad que participaban en la marcha.

Foto: Web

Aseguraron que eran menos de 30 morras las que marchaban para exigir justicia por los feminicidios y desapariciones de mujeres y niñas en todo el estado de Tlaxcala, y que al final de su recorrido al menos ocho patrullas arremetieron contra ellas y las siguieron.

Foto: Web

“Me metieron a una patrulla a la fuerza, donde me llevaron hasta el MP, diciéndome cosas que bajaron mi moral como mujer, ahora resulta que todo lo que me pueda llegar a pasar a mi va a ser por exhibicionista, no merezco respeto por la forma en la que visto, si algo me llega a pasar el día de mañana va a ser por mi culpa”.

Fueron las palabras que, a través de sus redes sociales, una de las jóvenes detenidas expuso sobre el abuso, los señalamientos y amenazas hacia su persona que recibió por parte de los elementos policiales.

Reprochó que la policía, las autoridades y la ciudadanía se preocupan más por sus calles y por las paredes pintadas que por la vida de las mujeres y niñas que son violadas, violentadas y que, sin ser su culpa, son asesinadas.

>>>  UPTx realizó sexto concurso de redes
Foto: Web

“Sus paredes se limpian mañana, pero la vida de mi hermana desaparecida ya no regresa, ¿el dolor que sufrió mi hermana ante una agresión, quien le devuelve todo lo que ella sufrió? Las paredes se limpian, la vida humana y el dolor que sufrimos ya no regresa”.

Las dos menores fueron liberadas, sin embargo, denuncian, las palabras de los elementos policiacos, lejos de cumplir su compromiso por defender y salvaguardar su bienestar, refrendaron el machismo transgresor e intimidante que ellas tanto denuncian en sus protestas y en las paredes que pintan.

Compartir