Protección Civil verifica refugios temporales en Tlaxcala

La Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) del gobierno estatal ha llevado a cabo la verificación de 25 refugios temporales en 17 municipios, como parte del Plan Operativo Popocatépetl, con el objetivo de salvaguardar la seguridad y bienestar de la población vulnerable en caso de una emergencia mayor.

El plan de emergencias del volcán Popocatépetl, elaborado por la CEPC, establece la implementación de refugios temporales para asistir a la población en situaciones de desastre o emergencia, como desbordamientos de cuerpos de agua o actividad volcánica que afecten las viviendas de los ciudadanos de Tlaxcala.

La verificación de los auditorios municipales, ejidales y salones privados se realiza de manera constante para garantizar la integridad de las familias que puedan requerir su uso. Hasta el momento, se han verificado y validado refugios temporales en los municipios de Tepeyanco, Tlaxcala, Panotla, Santa Cruz Tlaxcala, Xaltocan, Xaloztoc, Tetla de la Solidaridad, Apizaco, Contla de Juan Cuamatzi, Chiautempan, Nanacamilpa, Apetatitlán de Antonio Carvajal, Amaxac de Guerrero, Teolocholco, Benito Juárez, Totolac y Calpulalpan.

Juvencio Nieto Galicia, coordinador estatal de Protección Civil, enfatizó la importancia de la cultura de la prevención como una medida para evitar emergencias mayores ante desastres naturales.

«Ante el incremento del semáforo volcánico a fase 3, realizamos la verificación de los refugios temporales, los cuales se encuentran disponibles y habilitados ante una emergencia mayor del volcán Popocatépetl. En colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional y las instituciones gubernamentales federales, estatales y municipales, estamos preparados para proteger a las familias tlaxcaltecas», afirmó.

Finalmente, se recordó a la población la importancia de tomar medidas de precaución en caso de caída de ceniza, como cubrir nariz y boca con un pañuelo o cubrebocas, limpiar los ojos y la garganta con agua pura, utilizar lentes de armazón en lugar de lentes de contacto para reducir la irritación ocular, cerrar o cubrir las ventanas, permanecer en el interior de la casa y evitar actividades al aire libre. Si es necesario salir a la calle, se recomienda usar ropa de manga larga, sombrero o gorra, y tapar los depósitos de agua.

>>>  Fomenta SESA alimentación saludable con recetario regional para embarazadas