#ApoyaLoLocal Semillas de esperanza

Luis Salazar, es un señor de 84 años de edad, originario de San Luis Teolocholco. El señor Luis debido a su edad perdió su trabajo hace algunos años, desde entonces se dedica a vender pepitas en las calles de la capital.

Sale desde las 11 en punto desde su hogar para llegar a Tlaxcala, quienes lo conocen y le han comprado saben que la botana que el señor Luis trae desde lejos en su cubetita tiene un sabor excepcional, que cuesta doce pesos la bolsita.

Alegre, siempre ofrece sus pepitas a las personas que caminan por la calle, en los portales, en los parques y alrededor del quiosco, donde los amantes de las semillas siempre le compran, cuando se cansa, se sienta a un costado de la Parroquia de San José, con su gorra para no requemarse tanto con el sol.

Aunque sea de a centavito en centavito, como él dice, se gana la vida caminando a veces cansadas rutas para su edad, esperando a que se venda su cubeta de pepitas completa para poder regresar a su casa antes de que la tarde termine.

A pesar de ser un señor de edad, el no deja de hacer pepitas para vender, porque ya no tiene quien lo atienda, a pesar de ello dijo que va a vivir otros 15 años más antes de irse al hoyo, porque  “Todos vamos al hoyo”.

Semillas de esperanza

Texto y Foto: Melisa Ortega

 

 

>>>  Hay 13 municipios de Tlaxcala con el mayor porcentaje de pobreza extrema