#ApoyaLoLocal El sonido de las Calles. La Música Apizaquense.

Compartir
“Somos callejeros… ya no podemos hacer otra cosa, y no nos acostumbramos a estar nada más en nuestras casas.” Las calles de Apizaco están llenas de sonidos e historias. Músicos independientes llevan más de diez años dándole ritmo al paseo de los transeúntes del municipio ferrocarrilero. Don Dionisio Flores Sánchez de 86 años es uno de los artistas que trabaja en la calle, con güiro o violín, el señor Dionisio interpreta con mucha energía la canción “Un puño de tierra”. Lo acompaña el señor Diego Hernández en el acordeón. Se conocieron en la calle, tocando música para la gente.     La edad avanzada de ambos no ha sido un impedimento para seguir disfrutando su pasión por la música. Don Diego, proveniente de San Antonio Coaxomulco, sale de su casa todas las mañanas a muy temprana hora y llega al centro de Apizaco, cerca del parque, allí se encuentra con el señor Dionisio quien vive en Xalostoc. Diego Hernández sufre de ceguera, sin embargo no para de trabajar haciendo música con su acordeón. Su dificultad para ver no le quita las ganas de seguir deleitando a la gente que pasa a su lado, a cambio de una moneda.     La historia de estos dos músicos de edad avanzada revela un patrón social que se repite en muchas partes del país. Qué difícil debe ser llegar a la vejez y tener que seguir trabajando, buscando el sustento diario. Sin duda el caso del señor Dionisio y el señor Diego no es un hecho aislado, su situación laboral es un reflejo de que las condiciones de trabajo en este país son precarias, y de que los instrumentos de las instituciones públicas no han atendido las condiciones laborales de las personas de edad avanzada.     El panorama para el futuro es desalentador, sobre todo por las reformas laborales que se han venido impulsando en la cámara de diputados y la cámara del senado desde el año 2012. ¿En qué clase de universo puede ser aceptable que personas como Dionisio y Diego, ambos de edad avanzada, tengan que salir a buscar su sustento y el de su familia? ¿No sería justo que estas personas fuesen apoyadas en su pasión por la música. y disfrutaran una pensión, descansando en casa, tocando música para sus nietos?     La campaña de apoya lo local está comprometida con impulsar estas historias, abriendo la brecha para iniciar un debate civil sobre la situación laboral en el país, que nos ayude como sociedad a medir y afrontar los retos sociales del presente. Así mismo invitamos a nuestros lectores a que apoyen a personas como el señor Diego, y don Dionisio. A ellos los puedes encontrar en la avenida Cuauhtémoc, regularmente están entre las calles Jesús Carranza y Aquiles Serdán. Apóyalos voluntariamente con una moneda y disfruta la hermosa música que estos artistas de la calle nos regalan. Texto y foto: Jesús Alvarado Rodríguez
Compartir