Halo y nubes iridiscentes sobre el cielo de Tlaxcala

Compartir
Halo sobre el Teatro Xicohténcatl de Tlaxcala. Foto: Cámara Oscura // ACA

El pasado viernes 22 de febrero se pudo observar un fenómeno meteorológico que produjo un hermoso halo alrededor del sol, además de nubes iridiscentes que adornaron el cielo con un espectáculo poco común que se pudo apreciar en Tlaxcala.

Halo visto sobre la Plaza Constitución en la ciudad de Tlaxcala. Foto: Cámara Oscura // ACA

Las fotografías fueron tomadas en diferentes puntos de Tlaxcala capital, donde el fenómeno meteorológico conocido como anillo iridiscente perduró la mayor parte de la tarde nubosa de ese día.

Los anillos iridiscentes son fenómenos meteorológicos que usualmente pueden ser apreciados en  las zonas polares como Canadá y Alaska en América; Así como en Groenlandia, Rusia y los países escandinavos en lo que conforman la Eurasia.

Halo sobre el edificio de la Secretaría de Turismo en la ciudad de Tlaxcala. Foto: Cámara Oscura // ACA

En casos particulares, estos fenómenos pueden producirse si las condiciones adecuadas se presentan, por ejemplo en zonas donde se esté generando una tormenta o en áreas templadas donde el aire de la atmósfera posea nubes con cristales de hielo como las cirro.

Las nubes cirrus o cirro, son un tipo de nube compuesta por partículas de hielo, es decir, partículas que se encuentran a 40 grados bajo cero a una altura de entre 8 y 12 kilómetros.

Halo sobre el parque de las Artesanías en la ciudad de Tlaxcala. Foto: Cámara Oscura // Melisa Ortega

Estas nubes poseen cristales de hielo que refractan la luz que a su vez generan un espectro de color alrededor de objetos generadores de luz como el sol, o que la reflejan como la luna.

Nubes cirrus o cirro sobre la Plaza Juárez en la ciudad de Tlaxcala. Foto: Cámara Oscura // ACA

Las nubes cirrus suelen formarse en verano, cuando ha pasado mucho tiempo sin haber llovido, además son anuncios previos a una tormenta y, si se acumulan en varias capaz, anticipan un huracán.

A la par también se produjeron nubes iridiscentes, que se componen el mismo principio de luz refractaria sobre cristales de hielo o gotas de agua que componen una nube. Para que el fenómeno se produzca las partículas deben apenas medir unos cuantos micrómetros, cumuladas en varias capas del mismo grosor que permitan la difracción de la luz.

>>>  Presenta Secture Guía Turística del Estado de Tlaxcala

Texto: Melisa Ortega    //       Fotos: ACA // Melisa Ortega

Vía: MeteorologíaInRed y Cultura Científica

Compartir