Reitera llamado al reconocimiento y respeto a los elementos culturales de comunidades de México la SC

Compartir

La Secretaría de Cultura reiteró su llamado a que se reconozcan y respeten los elementos culturales de las comunidades de México, a raíz del lanzamiento de la colección RESORT 2020, de la firma Carolina Herrera y que emplea en sus diseños motivos culturales de pueblos y comunidades de nuestro país.

Este lunes, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, envió una misiva a la firma de la diseñadora internacional para solicitar una explicación sobre los fundamentos con los cuales decidieron hacer uso de esos elementos culturales y cómo benefician a las comunidades de origen.

La carta, dirigida a la diseñadora venezolana y a Wes Gordon, director creativo de la marca, apunta que en la colección RESORT 2020 aparecen elementos de la cultura e identidad de ciertos pueblos y comunidades.

Algunos modelos presentan bordados de Tenango de Doria, Hidalgo, en los que se encuentra la historia de esa comunidad, donde cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario. Mientras que otros incorporan bordados del Istmo de Tehuantepec, que dan identidad a las mujeres de la región.

Otros modelos, detalla la misiva de la encargada de la política cultural de México, incorporan al “sarape Saltillo” en cuya historia se encuentra el recorrido del pueblo de Tlaxcala para la fundación del norte del país.

Por ello, Frausto Guerrero solicitó a los diseñadores “que expliquen públicamente con qué fundamentos decidieron hacer uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades portadoras”.

La funcionaria señala que se trata de un principio de consideración ética local y global que nos obliga a hacer un llamado de atención y atender un tema impostergable en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible: “promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles”.

>>>  Garantiza CEDH a migrantes respeto a sus derechos humanos en territorio estatal

Frausto refirió que a nivel global, actualmente se lleva a cabo una amplia discusión sobre los derechos culturales de los pueblos indígenas y tan solo en nuestro país, apenas en mayo, al respecto se realizó el Foro-Encuentro Internacional La Protección del Patrimonio Cultural como Derecho Colectivo.

Esta iniciativa es parte de las acciones que lleva a cabo la Secretaría de Cultura para promover la actualización y fortalecimiento de los derechos de propiedad intelectual comunitaria y no dejar a nadie atrás.

La senadora Susana Harp recordó que en este foro, Natalia Toledo, subsecretaria de Diversidad Cultural, hizo un llamado para que se diseñe y no se copie. Advirtió que si los diseñadores se quieren acercar a la iconografía de las comunidades, lo pueden hacer pero en colaboración, de manera ordenada y respetuosa.

La presidenta de la Comisión de Cultural de la Cámara Alta señaló que las comunidades piden respeto y que se les pida el permiso correspondiente para el uso de su iconografía, pues más que diseños, son códices portátiles.

Marcas como Rapsodia, Michael Kors, Nike y Louis Vuitton, entre muchas otras, han aprovechado la moda por lo étnico y utilizado la iconografía de pueblos y comunidades no solo de México, sino de otros países, como Guatemala, en lo que la legisladora calificó como una “afrenta”.

Ante este panorama, invitó a crear un observatorio ciudadano con el hashtag #Mexicosinplagio donde todos podrán reportar en redes sociales si ven en tiendas o en el extranjero ropa y piezas que utilicen los diseños e iconografías indígenas. También invitó a la población a comprar lo original, porque así se ayuda a las comunidades.

Por su parte, el presidente municipal de Juchitán, Oaxaca, Emilio Montero, se sumó a esta defensa y advirtió que urge una ley que proteja el patrimonio de los mexicanos que se ha construido a lo largo de siglos, con la participación de muchas generaciones y sancione el plagio de textiles.

>>>  El estadio Tlahuicole lleva 52 por ciento colocación de columnas de gradas

«Basta ya de ver a nuestro patrimonio cultural material e inmaterial como simples mercancías que esperan ser comercializadas, antes que tratarlas como producto inmanente de los pueblos originarios de México”, señaló al manifestar su protesta ante el uso ilegal de ese patrimonio cultural.

Indicó que los pueblos y comunidades son los titulares del derecho para el uso y aprovechamiento de sus elementos culturales y respaldó la misiva enviada a Carolina Herrera por la secretaria de Cultura ya que, dijo, “coincidimos en que se trata de un principio de consideración ética que obliga a hacer un llamado de atención».

La subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal de Hidalgo, Kenia Montiel Pimentel, también se pronunció al respecto y en defensa de reconocimiento a la cultura indígena.

Así mismo, la diseñadora Carla Fernández respaldó la postura de la Secretaría de Cultura porque “es un acto que no solo le va a servir a México sino a todo el mundo, los gobiernos deben proteger su patrimonio vivo, su patrimonio cultural que pertenece a la comunidad que la hizo, aplaudo este movimiento y aplaudo esa carta”.

Aunque Carolina Herrera maneja que esta nueva colección se trata de una inspiración y homenaje, la diseñadora mexicana advirtió que se trata de una copia idéntica de los bordados de Tenango y del Istmo y los sarapes de Saltillo.

Además, apuntó: “en ningún momento hay una mención a las comunidades, no puede ser un homenaje si no nombras a quienes estás homenajeando” y las prendas se hicieron fuera de la comunidad, sin ningún involucramiento de los artesanos a quienes se está copiando.

También, los bordados están elaborados a máquina, fuera de contexto y sin saber el simbolismo de cada uno, a diferencia de lo que hace la marca de moda de la propia Carla Fernández que trabaja en colaboración tanto creativa como productiva y los bordados de Chenalhó, por ejemplo, están hechos por bordadoras de Chenalhó.

>>>  Atiende CEPC reportes por lluvia

Por ello, la diseñadora celebró que se prepare la primera legislación en la materia para evitar el plagio y fomentar el trabajo colaborativo con comunidades y consideró que así como la gente critica un Gucci o un Dior falso, también se debería de criticar un rebozo o un sarape falso.

A fin de preparar la primera iniciativa de ley en México que proteja el arte y la creatividad de pueblos y comunidades indígenas para evitar su plagio y robo por parte de empresas nacionales y trasnacionales, en mayo pasado, la Secretaría de Cultura junto con el Senado de la República y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, realizó el Foro-Encuentro Internacional La Protección del Patrimonio Cultural como Derecho Colectivo.

Otro de los objetivos del foro fue reconocer a diversos pueblos y comunidades indígenas los como titulares del derecho que genere el uso y aprovechamiento de sus elementos culturales e identitarios.

Compartir