Timo, la representación de los anhelos de todos los ciudadanos

Compartir
Timo, la representación de los anhelos de todos los ciudadanos
Timo, la representación de los anhelos de todos los ciudadanos

Timo, la representación de un ciudadano del mundo que posee aspiraciones, sueños, anhelos, sentimientos, emociones y perspectivas como las que cualquier ciudadano del planeta puede tener, quizás las aspiraciones de un ciudadano tlaxcalteca por una entidad mucho más segura o un México mejor.


La exposición recién inaugurada denominada “Un Timo en Tlaxcala”, del escultor Rodrigo de la Sierra, podría interpretarse como una paradoja utópica de los acontecimientos que aquejan a la sociedad, y de cómo los anhelos de los ciudadanos conmueven por ser la expresión más pura del sentimiento, así como las propias esculturas a las que cariñosamente su padre y creador las llama, “Timos”.


La palabra Timo es una forma cariñosa de referirse a “Timoteo”, una palabra que más que un nombre se conforma de dos componentes, “Timo”, la alegoría al ciudadano promedio, y “Teo”, la expresión del sentimiento y de algo que va más allá del propio ser.


«Mi personaje Timoteo en un origen era el ciudadano del mundo, por esta intención que buscaba presentar al hombre común, de todos nosotros, el día a día, que no importa nacionalidad o lugar geográfico y ni siquiera su tiempo, pero que siempre hay una constante que es el actor que hace mover el eje de esta gran maquinaria, de un estado, de un país o el mundo entero».


Aunque se tuvo la explicación de las obras de mano del propio Rodrigo del Sierra -al dar un recorrido guiado, acompañado de autoridades, alrededor del circuito donde se encontraban-, el propio autor señaló que la interpretación de las obras adquiere el significado que cada uno le da, sin embrago, el lugar donde residen las obras da a estas la interpretación del propio lugar.

>>>  Registra 30 por ciento de avance restauración de murales de Palacio de Gobierno


Recordemos que hace menos de una semana hubo varios muertos en tan solo tres días, se registraron robos, feminicidios, se clausuraron los sueños de migrantes con una barrera social más que de metal, y se habla de que se quiere reducir la pobreza a la mitad, un sueño utópico que cualquiera puede anhelar, un sueño retomado por alguien que lo ha vendido quizá para obtener una oportunidad en algún futuro cercano.


Eso es tan sólo en el caso de Tlaxcala, en México la necesidad de la sociedad fue convertida en una promesa que espera ser cumplida con desesperación, mientras que los Timos, los sueños de los ciudadanos de cualquier lugar del mundo, no sólo representan los anhelos de un idealista, sino que buscan integrarse a lo más profundo del ser para alcanzar una reflexión, quizá vista de una manera divertida.


Aquellos anhelos son traducidos por el artista como seres que navegan sobre aviones de papel o que intentan alcanzar algo más que sí mismos mediante una escalera que apunta hacia el cielo, o sobre un gigante que vigila al horizonte.


De la Sierra explicó que muchas de las obras representan la necesidad de vencer al ego, quizá el obstáculo más importante que cualquier ciudadano debe superar; aunque también, fuera de la parafernalia del “Yo” está aquello que aplasta a los mismo sueños mediante un engaño de una vida mejor, como lo es el dinero, porque siempre va a haber algo “más allá que el dinero”.


Y ahora para concluir y comenzar con la información diaria… el artista Rodrigo de la Sierra estuvo acompañado por el gobernador Marco Mena; la alcaldesa de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca y la titular de la comisión de Los 500 Años del Encuentro de Dos Culturas, Anabel Alvarado Varela, a quién agradeció por la gestión para que está exposición fuera posible.


Mel Atl

Compartir