Se llevó a cabo el desfile de Feria de Tlaxcala 2017

#Tlaxcala #DesfileDeFeria2017 #CámaraOscura

Para esta edición del desfile acudieron miles de personas y turistas a las calles principales de la capital del estado, para presenciar este evento en el que la tradición y la muerte caminaron de la mano y llenaron de color el centro histórico.

 

Éste domingo 29 de octubre se llevó a cabo el tradicional desfile de la feria que, debido a las fechas, junta los festejos feriales de la capital con la tradición del “día de los muertos”, en el cual participan diversos contingentes pertenecientes a empresas, escuelas, artesanos y dependencias de gobierno.

Las calles se llenaron de carros alegóricos y altares móviles, los participantes iban disfrazados, tanto de forma tradicional como de influencia extranjera, así mismo, la alegría y el color no dejaron de disfrutarse durante el transcurso del desfile.

 

No obstante, aventar dulces desde los carros alegóricos hacia la gente que observaba no fue suficiente, muchas personas dejaron de respetar las vallas de contención y se acercaron a los carros para pedir que les ventaran los dulces u objetos que se estaban arrojando.
Esto por su parte comenzó a causar caos, los niños corrían y se atravesaban entre cada contingente esperando agarrar dulces y cosas que caían al suelo, las personas que se encontraban fuera de las vallas se asomaban, estorbando el paso a los contingentes y esto, por su parte, provocó molestias entre los que querían ver el desfile desde sus lugares.

 

A pesar de que el desfile es un evento que pretende deleitar y entretener a las familias, hay ocasiones en el que la “organización” se sale de control, lo que genera que dicho evento se convierta en un escenario de caos y de riesgo para los presentes.
A pesar del caos, los turistas y visitantes quedaron satisfechos con la emoción que provoca ver a las personas desfilar, con los disfraces, los bailes, la música, la alegría y los colores que los acompañan.

>>>  Revocación de mandato en Tlaxcala con saldo blanco

Texto y fotos: Melisa Ortega

Cargando...