13 de septiembre y el mito de los niños héroes.

Compartir
Cadetes posando. Foto:  Cámara Oscura // Jesús Alvarado 

13 de septiembre, 2018.

No sólo hay que conmemorar a los niños héroes, sino también a todos los cadetes y soldados mexicanos que ofrendaron su vida ese día.

En el Parque de la Juventud  se llevó a cabo la conmemoración de la gesta heroica de los Niños Héroes de Chapultepec, en el que Miguel Hurtado Ochoa, comandante de la XXIII Zona Militar, reiteró que la lección que dejaron los valientes cadetes fue un trabajo conjunto y sin distinción.

Dicho sacrificio, en el que aquellos jóvenes dieron sus vidas en defensa de la patria, fue el “más alto ejemplo” en el que, a pesar de que fue una batalla perdida, ellos dejaron como herencia a las futuras generaciones el valor y la responsabilidad.

“Porque los cadetes del Colegio Militar no tenían componendas políticas ni influencias extrañas sino el amor a la patria”, expresó ante el gobernador del estado Marco Antonio Mena Rodríguez.

Acompañado también de funcionarios estatales y municipales, así como representantes de los poderes legislativo y judicial, recordó la mañana del 13 de septiembre de 1847, en el que llegaron las tropas norteamericanas a Chapultepec, seis jóvenes cadetes defendieron el Colegio Militar  de mil 200 soldados invasores.

Como respuesta, el batallón de San Blas, comandado por el Coronel Felipe Santiago Xicohténcatl, ofrendó la vida de todos los presentes, donde “los intereses de muchos malos mexicanos se dejaron ver. Muy cerca de ahí, tropas valientes y dispuestas al sacrifico en la Hacienda de Los Morales, estaban listas para entrar en batalla”.

Los cadetes, Juan Escutia, Agustín Melgar, Juan de la Barrera, Fernando Montes de Oca, Francisco Márquez y Vicente Suárez, un grupo de niños, dieron sus vidas en defensa de la patria, “lo más sagrado”, asentó Hurtado Ochoa.

Posteriormente el gobernador Marco Mena y Hurtado Ochoa colocaron una ofrenda y realizaron guardia en el monumento a los niños héroes.

Desmintiendo la historia

Actualmente hay evidencia que señala que no sólo fueron seis niños los que defendieron Chapultepec. El historiador, Alejandro Rosas, afirmó que no solamente había seis niños, sino que había otros 50 cadetes que defendieron el colegio, además de 900 solados mexicanos.

“Nada más que se le da énfasis a los Niños Héroes, era para infundir el honor y el orgullo por México, sobre todo encaminada hacia los cadetes del Colegio Militar. Ahí está el desastre, porque ese 13 de septiembre no solamente fueron esos seis defensores, había más de 50 cadetes defendiendo su colegio que estaba en el Castillo de Chapultepec, además había más de 800 o 900 soldados mexicanos custodiando y resguardando la posición”.

El historiador señaló que ese día fallecieron 600 o 700 mexicanos más los seis cadetes, pero que todo se resumió a la muerte de seis niños.

“Escutia no murió por un salto ni envuelto en una bandera, cayó abatido a tiros junto con Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca cuando intentaban huir hacia el jardín Botánico”.

Aseguró que la Bandera mexicana -el símbolo más importante que representa a una nación- cayó en manos de los norteamericanos el 13 de septiembre. “La bandera mexicana fue capturada por los estadounidenses y fue devuelta a México hasta el sexenio de José López Portillo”.

“Lo que se debe hacer ahora es conmemorar a todos los defensores de Chapultepec y no sólo a esos jóvenes que desde luego si existieron pero nada tiene que ver con alguien envuelto en la Bandera y aventándose”.

Reiteró que la historia se ha ido desmitificando pues esa información se aprendía en los libros de texto de historia y los medios locales.

Fuentes: Cultura Colectiva y El Debate

Texto: Melisa Ortega  //    Fotos: Jesús Alvarado

Contenido Relacionado

Compartir