#ApoyaLoLocal El artista que vino del mar.

José Luis Luna realiza con mucho pasión e ingenio artesanías marinas; sus creaciones son su carta de presentación. Llegó a la ciudad ferrocarrilera de Apizaco unos años atrás. Es un apasionado del mar, de allá vino. Originario del estado de Veracruz, este artista jarocho disfruta de su vida al lado de su hijo de 11 años. Collares hechos a mano, portarretratos, adornos, llaveros, pulseras, y mucha más variedad de artesanía es la que él elabora. Conchas y caracoles marinos le dan forma a su trabajo.

Collares elaborados por el señor José Luis Luna.

José Luis ama hacer artesanía, un oficio difícil. Comenta que la venta de artesanía es complicada, pero no se aflige, se da por bien servido con el sólo hecho de que los transeúntes que pasan frente a su puesto se detengan un momento y conozcan su trabajo, dialoguen con él. Le gusta contar sobre la elaboración de sus obras, también platica de la vida en Veracruz; le alegra que la gente se acerque a preguntar de dónde vienen y cuáles son los materiales que emplea en la creación de sus obras. Para compensar la dificultad con la que se vende su artesanía, el señor José Luis viaja a otros municipios de Tlaxcala, y también al estado vecino de Puebla, donde además de sus piezas artísticas vende cobijas, fruta y galletas.

Don José Luis posa orgullosamente para una foto, cargando una de sus artesanías.

En este viaje de idas y vueltas, José Luis es acompañado por su pequeño hijo. Al ser papá soltero, Don José Luis lleva consigo a su hijo, quien está por entrar a estudiar la secundaria. Juntos viven la mejor historia, una historia que ningún escritor o cineasta ha realizado, eso cuenta el señor José Luis. Nos dice además, que él y su hijo se encuentran rodando una película. La historia de esta cinta está basada en su vida, en lo que han vivido juntos y en lo que esperan vivir todavía.

>>>  IMSS lleva a cabo tareas de sanitización en el HGZ-1

– “Un día me moriré, y quiero que mi hijo me recuerde, recuerde nuestra vida juntos, las cosas buenas y las malas que hemos vivido, nuestras vidas rodeadas de la artesanía”– dice. El título de la película que se filma en su mente es “Mi vida sin ti”.

José Luis acepta que ha sido difícil compensar la falta de la figura materna en su familia, sin embargo no ha sido una carga adoptar los dos roles. Antes de llegar a la ciudad de Apizaco, sus familiares en el estado de Veracruz le aconsejaron dejar a su hijo con ellos, pero él se negó. Ama a su hijo y no planea alejarse de él, vive y trabaja para el bienestar de ambos.

Portarretrato con la foto del hijo de Don José Luis.

José Luis es uno de muchos otros mexicanos  que “viven al día”. Él tiene el sueño de poder vivir completamente de la venta de su artesanía, sin embargo nos deja claro que para él, el dinero no es lo más importante, lo que en verdad resulta valioso es lo que cada uno de nosotros llevamos por dentro, la esencia de cada persona, como la suya que es hacer artesanía y que esta sea vista por otros. Una sonrisa es la mejor paga que puede recibir, en ocasiones ha bajado los precios de sus obras con el único objetivo de que las personas se la lleven para disfrutarlas, y así transmitir la idea de que el dinero no es un impedimento para ser felices.

Artesanías elaboradas con materiales marinos.

Una de sus ilusiones es poder pagar una renta sin complicaciones para así contar con un local fijo, donde las inclemencias del tiempo no sean otro factor en su contra. A sus 58 años de edad José Luis está lleno de mucha energía, muchos sueños y ganas de compartir más tiempo de vida al lado de su hijo, a quien le dedicó las siguientes palabras escritas en una concha de mar: “M vida era hueca y vacía, en medio del sufrimiento y el dolor. ¡Pero al aparecer tú! Mi vida se transformó. ¡Gracias a Dios y a ti! He conocido el amor ¡Te amo hijo!

>>>  Cumple Maribel Pérez Arenas compromiso con locatarios del mercado Emilio Sánchez Piedras

En esta ocasión este #ApoyaLoLocal está dedicado al señor José Luis Luna, invitamos a nuestros lectores a que lo visiten, y si su bolsillo lo permite, adquieran una de sus hermosas artesanías traídas del mar. Don José Luis se encuentra sobre el boulevard Emilio Sánchez Piedras de la ciudad rielera de Apizaco, sobre la banqueta monta su puesto y espera alegre vender sus creaciones. Los días lunes, martes y miércoles llega a este lugar, los demás días de la semana viaja al municipio de Contla y también al estado vecino de Puebla.

Texto y fotos: Jesús Alvarado Rodríguez.