Aumentó la pobreza laboral en los estados de Morelos y Tabasco

18 de mayo de 2018 / Agencias

Morelos y Tabasco son los estados en los que el nivel de pobreza laboral incrementó en el último año, en 5.5 y 4.3 puntos porcentuales respectivamente, indicó el #SemáforoEconómico de México, ¿Cómo vamos?

La pobreza laboral, según el mapa elaborado con datos proporcionados por el  Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), indica el aumento y decrecimiento de los niveles de pobreza en ese ámbito.

Paralelamente, Querétaro y Guanajuato, son los estados en los que disminuyó 4.7 y 3.9 respectivamente, por lo que tuvieron más avances en cuanto a la disminución de ese tipo de pobreza. Hay que añadir que Morelos y Tabasco son estados donde se elegirá a un nuevo gobernador el 1 de julio.

En tanto, Chiapas, Oaxaca y Guerrero se ubicaron como los tres estados con mayor población de personas en pobreza laboral, con un 68.3, 63.7 y 63.1 por ciento respectivamente, en el primer trimestre del 2018.

Baja California Sur, Sinaloa y Baja California, fueron los estados con menor pobreza laboral, con un porcentaje de 19.2, 22.5 y 22.9 respectivamente

La “pobreza laboral”, representa la proporción de la población a la que no le es posible adquirir la canasta alimentaria con el ingreso que proviene del trabajo de su hogar.

A pesar de que los ingresos por trabajo representan el 64 por ciento del ingreso de los hogares, las familias también pueden percibir ingresos de otras fuentes, como los programas sociales, becas, pensiones, etc.

Con respecto al trimestre del año pasado, que fue de 38.9 por ciento, durante el primer trimestre de 2018  la pobreza laboral aumentó 0.2 puntos, o sea, 39.1; es decir que de 47 millones 917 mil pasó a 48 millones 639 mil, con una diferencia de 722 mil 250 personas en este tipo de pobreza.

>>>  Olga Sánchez Cordero encabezó la primera “Mesa para la Gobernabilidad de México”

También existen disparidades en cuanto a las zonas urbanas y rurales; mientras que en las zonas urbanas el 34.8 por ciento de la población, con el ingreso laboral de su hogar, no puede adquirir la canasta básica, en las zonas rurales asciende a 52 por ciento, aunque la pobreza urbana incrementó 0.5 puntos porcentuales a diferencia de la rural que disminuyó 0.9  puntos el último año.

El Coneval calcula el valor de la canasta alimentaria para evaluar la pobreza laboral. A pesar de que el precio de la canasta aumentó un 8 por ciento, para ambas zonas el aumento fue compensado con un crecimiento ligero de los ingresos laborales.

La canasta incluye 37 bienes determinados, en las dos zonas – urbana y rural – por mes el costo por persona es de $1,482 y $1,053, respectivamente.

Respecto al valor de los ingresos reales, se produjo un crecimiento del ingreso pese a que el aumento de la inflación durante el primer trimestre de éste año, fue superior a la del año pasado, de 5.31por ciento ante 4.98 por ciento. Los ingresos laborales per cápita podrían subir, aunque no se podría reponer los niveles que se tenían antes de la crisis del año 2018.

El Coneval hizo recomendaciones en cuanto simplificar los programas sociales federales, estatales y municipales – que son  6,491- para hacer más eficiente el gasto público y “liberar recursos que puedan invertirse en aumentar la capacidad productiva del país e incrementar su competitividad”, indicó México, ¿Cómo vamos?