Cuatro heridos y ocho detenidos es el resultado de manifestación dispersada a balazos en Quintana Roo

Compartir

En lo que va de este 2020, la Fiscalía de Quintana Roo ha registrado 12 feminicidios, el de Alexis fue el último y el detonante de una manifestación que terminó en al menos cuatro heridos debido al uso de armas de fuego por parte de la policía municipal.

Y es que, el día de ayer la Fiscalía de Quintana Roo confirmó el hallazgo del cadáver, con claros signos de violencia, de la joven de 20 años Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado, «Alexis», quién, según informes, había desaparecido el pasado 7 de noviembre.

Tras su desaparición se emitió una alerta, algunos medios locales informaron que ella había salido a realizar la venta de un vaporizador, sin embargo, ya no volvió a su casa. Su cuerpo fue hallado en la calle Monte Pandera del Fraccionamiento Vista Real, de la Súpermanzana 252.

Por ello, el día de ayer colectivos feministas realizaron una jornada de protestas en diferentes puntos del estado para exigir justicia por la joven asesinada, así como para exhibir la falta de resultados de las autoridades para prevenir los feminicidios.

Dentro de estas protestas, las mujeres manifestantes realizaron pintas y quema en las instalaciones de la Fiscalía de Cancún -lugar de donde Alexis desapareció-, sin embargo, elementos de la policía municipal de Benito Juárez, perteneciente al mando único estatal, dispersaron a los manifestantes en las instalaciones del palacio municipal mediante disparos al aire y al suelo.

Según algunos medios locales, fueron heridos cuatro reporteros por arma de fuego y uso de fuerza, así mismo, se reportó la detención de ocho personas, acto que la fiscalía negó pero que fue constatado por la Red de Periodistas y Derechos Humanos de Quintana Roo.

>>>  Recibe San José Teacalco jornadas sobre acceso a la información.

La presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama, mediante Twitter reprobó el uso de violencia dentro de la manifestación e indicó que dio instrucciones para proceder con las investigaciones correspondientes. Previamente, mediante dicha red social, había garantizado la libre manifestación pacífica.

En este sentido, ella señaló que no tuvo injerencia y poder sobre la policía pues estos son controlados bajo el mando único estatal, sin embargo, el gobernador de dicho estado, Carlos Joaquín González, se deslindó de la responsabilidad y aseguró que investigará al responsable de dar instrucciones contrarias a las que dio el de No hacer uso de armas en las marchas que se llevaron a cabo.

Del mismo modo, el jefe de la policía de Quintana Roo, Alberto Capella, repudió el acto y aseguró que se realizará una investigación interna y se pondrá a disposición de la Fiscalía cualquier información para proceder en contra de cualquier sospechoso.

Vía: Animal Político

Compartir