Piden colectivos feministas no actuar indiferente a la violencia que sufren las mujeres

Compartir

Tlaxcala, Tlax. 25 de Noviembre de 2020.

En el marco del Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, colectivos y feministas se manifestaron de manera pacífica en la capital tlaxcalteca para pedir a las autoridades y a la sociedad no ser indiferentes a los delitos de los que día a día son víctimas las mujeres.

Aun cuando se encuentra latente la pandemia por Sars Cov 2, las protestas a nivel nacional y mundial no se detuvieron, encausándose en la premisa de un mal que sigue presente y que atenta contra la seguridad e integridad de miles de mujeres y niñas.

Con pancartas y cruces rosas nombradas en honor a las víctimas de feminicidio, marcharon desde las Escalinatas de los Héroes hacia el primer cuadro de la capital para exigir a las autoridades no hacer caso omiso a los delitos de feminicidio, trata de personas y desaparición forzada que tanto laceran la integridad de las mujeres.

Una vez en la explanada de Palacio de Gobierno, las mujeres colocaron sobre el suelo una ofrenda simbólica de flores y cruces, además pegaron con engrudo las cédulas de todas las mujeres y niñas que han desaparecido y de las que se desconoce su paradero.

Entre estas cédulas, la de Daniela Muñoz –joven desaparecida el pasado 13 de septiembre en Apizaco- abanderó la marcha de más de un centenar de mujeres que exigieron a las autoridades avanzar en la búsqueda de la joven y esclarecer su caso, ya que pese a tener capturado al principal sospechoso, Álvaro Daniel N se ha reservado el derecho de dar declaraciones, lo que ha entorpecido la búsqueda de Daniela.

>>>  Reitera llamado al reconocimiento y respeto a los elementos culturales de comunidades de México la SC

En este sentido, su madre pidió a las autoridades hacer justicia para encontrar a su hija, ya que han pasado más de dos meses de su desaparición. Con lágrimas y una voz entrecortada, su madre expresó:

“Este señor, Álvaro Daniel, está en el CERESO, pero según se ha reservado el derecho de no decir donde está a mí hija. Pero, así como él tiene derecho de no hablar, yo tengo derecho de saber dónde está mi hija.

Por favor autoridades, pónganse en mis zapatos. ¿Qué pasaría si fuera su hija, su hermana, su madre? No nada más cuando se trata de políticas (…) cuando la asaltaron [a Anabell Ávalos] luego llegaron peritos, ahí sí estuvieron los de la fiscalía, ahí sí recuperaron dinero, celulares. Eso vale más que la vida de mi hija”.

De la misma forma, la madre de Sandra Emma, joven víctima de feminicidio en el año 2019, llegó desde Oaxaca para reclamar por el caso de su hija, el cual no recibió la atención adecuada de las autoridades y quién tampoco recibió justicia. “El poder está siempre adelante para aquellos que lo tienen”, comentó.

Previamente, los colectivos habían realizado un pronunciamiento en el cual exigieron a los tres órdenes de gobierno estrategias efectivas en atención a la violencia de género en periodo de pandemia, atención oportuna, campañas de difusión del problema y evitar simulaciones y castigar a funcionarios por omisión en investigaciones.

Señalaron que aún en periodo de pandemia, desde la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddser), se documentó 34 casos de niñas entre los 10 y 14 años de edad que fueron víctimas de violencia sexual por el delito de trata de personas, de quienes la mayoría no recibió apoyo de ninguna institución pública.

Además, expusieron que existe un aumento considerable en llamadas al 911 por violencia doméstica, en cuyos casos la mayoría no tiene acceso a atención psicológica, además de que las mujeres sufren de re victimización y trabas administrativas que dificultan el acceso a la impartición de justicia.

>>>  Marco Mena estrecha vínculos con gobiernos locales de Asia a nombre de la Conago

Concluyeron que se requiere de mejores estrategias para atender las problemáticas de las mujeres y niñas que día a día son víctimas de algún delito de género. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio ni un paso atrás en los derechos de las mujeres”.

Texto y fotos: Melisa Ortega

Compartir