Rosario Robles y Marco Mena hicieron entrega de acciones a viviendas afectadas por el sismo del 19s.

Tlaxcala, Tlaxcala. 20 de febrero de 2018

La titular de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, y el Gobernador del Estado de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, hicieron la entrega de una vivienda en la comunidad de Atlahapa, del municipio de Tlaxcala.

Todo lo anterior debido a que después de las afectaciones del sismo del 19 de septiembre “19s”, sólo hubo una vivienda con pérdida total en todo el estado de Tlaxcala, de la cual, la señora María Zempoalteca Angulo, fue beneficiada con la construcción de una Unidad Básica de Vivienda.

Rosario Robles y Marco Mena hicieron entrega dellaves de unidades básicas de vivienda, por autoconstrucción del programa Apoyo a la Vivienda del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonapho)
Rosario Robles y Marco Mena hicieron entrega dellaves de unidades básicas de vivienda, por autoconstrucción del programa Apoyo a la Vivienda del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonapho)

Después, la titular, junto con el mandatario estatal y la presidente municipal de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, hicieron la entrega simbólica de 500 llaves de acciones de vivienda del programa de “Acceso al financiamiento para soluciones habitacionales” de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

Las y el beneficiario fueron;  Jazmín Sánchez, Verónica Díaz, Maribel Hernández, Irma Portilla, Heidi Sánchez.

De la misma manera se les hizo entrega de llaves de unidades básicas de vivienda, por autoconstrucción del programa Apoyo a la Vivienda del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonapho), a las beneficiarias  Aseneth Hernández, Yesenia Portillo, Nemesio Mendoza, Bertha Báez y Tatiana Roldan.

En su momento, Rosario Robles, comentó que «en Tlaxcala afortunadamente el sismo no dejó tanto impacto como en otras entidades de la República». A pesar de que si se sintió el temblor no hubo tantas afectaciones como por ejemplo el estado de Oaxaca o el estado vecino de Puebla.

Afirmó que México tiene zonas sísmicas que están claramente definidas, como si no fuera ya obvio,  que se debe de trabajar en conjunto y que los municipios tienen que incorporar normas muy estrictas en cuanto a las zonas sísmicas.

>>>  Mejora policial, compromiso del Gobierno: Marco Mena

Puntualizó que a pesar de ser pocas las afectaciones, Tlaxcala también forma parte de las 170 mil familias que están atendiendo de las siete entidades que tuvieron afectaciones por los sismos del 7 y 19 de septiembre respectivamente en el país.

Debido a ello, «Teníamos que levantar un sensor de las afectaciones e ir con el programa de reconstrucción de vivienda”, dijo. Aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto, les pidió no hubiera nadie que lucrara con la tragedia provocada  por los sismos.

La titular comentó que de los 60 mil hogares que fueron afectados, a casi cinco meses, 30 mil ya han sido atendidos y se espera que en este último año de mandato de Peña Nieto, hasta el último día de noviembre, el resto ya hayan sido reparados o reconstruidos.

“Nos sigue temblando todo el tiempo, México es un país sísmico, tiene sus zonas sísmicas, que es parte de la tarea de Sedatu capacitar a los presidentes municipales, la conciencia  de los gobiernos estatales donde estamos en zonas sísmicas que ya tenemos que construir de manera diferente.”

“Estamos teniendo esta situación y nuestras construcciones deben estar bien edificadas y aprender por qué se nos cayeron las casas, ¡por algo se nos cayeron!, muchas de más de 100 años”, mencionó que se debe empezar a edificar de diferentes forma “para que no cometamos los mismos errores y podamos construir con la seguridad que requieren las familias”.

Rosario Robles Berlanga, dando un discurso.
Rosario Robles Berlanga, dando un discurso.

En breve entrevista, Robles Berlanga,  comentó que “en 1985 aprendimos que teníamos que construir de manera diferente y eso se debe extender a todas las zonas sísmicas del país”.

>>>  Impulsan ITJ y Fomtlax empresas de jóvenes tlaxcaltecas

Aun cuando la titular mencionó que se debían buscar nuevas formas de construir para que más familias mexicanas estuvieran seguras, se supone que el sismo que ocurrió en 1985 debió ser el parte aguas para que las autoridades supervisaran las construcciones que se realizaban bajo la intervención de los programas federales de vivienda.

Esa fue una lección que no fue aprendida, puesto que después del sismo ocurrido en ese año, muchas empresas prometieron tecnología y diseño arquitectónico resistentes al movimiento telúrico.

Según una investigación, algunos de los edificios que se derrumbaron en la Ciudad de México colapsaron por exceso de peso, es decir, tenían anuncios espectaculares o antenas en los techos,  remodelaciones realizadas con materiales de baja calidad, además de la ausencia de supervisión a las normativas establecidas para la construcción de edificios. (Vía: Animal Político)

También, cuando se le preguntó respecto a las acusaciones sobre los desvíos millonarios de recursos que hicieron Sedesol y Sedatu a través de pagos a empresas fantasmas durante su gestión, ella afirmó que «el que nada debe nada teme».

«Es totalmente falso que Rosario Robles haya hecho algún desvío y que mañana a las doce estemos en la PGR y que lleven sus pruebas y que demuestren su acusación.»

De acuerdo con Reforma,  el desvío de Sedesol se hizo a través de la contratación de Radio y Televisión de Hidalgo, con contratos firmados en marzo, mayo y septiembre de 2014.  Para la auditoría de Sedatu, por el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social en julio, septiembre y octubre de 2015.

Ambos coinciden con la gestión de Rosario Robles en las dependencias.

>>>  Presentan en Puebla actividades del “Carnaval Tlaxcala 500 Años”

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo tres auditorías forenses en la que se detectaron desvíos de más de mil 311 millones de pesos de Sedesol y Sedatu, bajo el cargo de Rosario Robles. Gran parte de ese dinero fue transferido a Monex y a CI Banco en 2014 y 2015.

Según la ASF, Sedesol y Sedatu firmaron convenios para eludir los requisitos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Además subcontrataron a 84 proveedores, de los cuales 13 resultaron ser empresas fantasmas. (Vía: Plumas Atómicas)

Texto y fotos: Melisa Ortega