Ixtacuixtla recibe por segunda vez al «Niño de la Paz y el Bien», una manifestación de arte y fe

 "Niño de la Paz y el Bien

Arturo Gómez, junto a su esposa y sus 4 hijos, son unos reconocidos artesanos originarios de Iztapalapa, Ciudad de México y los genios detrás de la creación del «Niño de la Paz y el Bien», una monumental figura del Niño Jesús que alcanza los 4 metros de altura.

Este trabajo creado hace diez años como un acto de fe, por David, uno de los hijos, quien tras salir de las drogas pidió a sus familiares pudieran darle vida a esta imagen confeccionándola meticulosamente a mano con metal, espuma de poliuretano, resina poliéster y fibra de vidrio.

El «Niño de la Paz y el Bien» ha recorrido numerosos lugares, participando en la «Caravana por el Bien» en Ixtapaluca, y ha sido expuesto en diversas iglesias, incluyendo la Catedral Metropolitana, así como en alcaldías y 12 estados de la república como Querétaro, Puebla y Veracruz.

Actualmente, se encuentra de visita por segunda vez en el municipio de Ixtacuixtla, Tlaxcala, acompañado por las imágenes de José y María, pues su próximo objetivo es crear el nacimiento más grande del mundo.

Cuando no está en exhibición pública, el “Niño de la paz y el bien” permanece resguardado en el taller de la familia Gómez, ubicado en la unidad Ermita Zaragoza, Iztapalapa, donde recibe los cuidados necesarios para su mantenimiento y restauración.

Su reciente llegada a la capilla de la Virgen de Guadalupe en el municipio tlaxcalteca, se debe a la gestión de una vecina radicada en Iztapalapa y oriunda de Ixtacuixtla, quien decidió llevar esta invaluable pieza hasta Tlaxcala para que más personas pudieran conocerla y compartir su mensaje durante la fiesta patronal a la virgen de Guadalupe.

>>>  259 años del Natalicio de José Miguel Guridi y Alcocer

Será hasta el próximo 20 de febrero, que se encontrará expuesta en la Capilla de María Guadalupe, en la colonia Chapultepec en Ixtacuixtla en un horario de 9:00 a 21:00 horas.